Dentro de la Battle for Showbiz Pizza's Rock-afire Explosion Band

Imagínese entrar en una pizzería del mundo del espectáculo cuando era niño en los años 80, mucho antes de que Internet le permitiera encontrar maravillas maníacas con solo unas pocas palabras clave, cuando era un trimestre dinero real - y ver la recompensa puesta ante ti. Probablemente había un pozo de pelotas enredado con toboganes y tapetes. Los juegos de arcade proto como Donkey Kong y Qbert probablemente estaban allí, ya un poco rancios. O podrías meter fichas en Skee-ball o hockey de burbujas con cúpula o algún otro juego cursi que, incluso cuando tenías 9 años, sabías que era desesperadamente kitsch. No es que importara. Con toda probabilidad, estabas delirando por la sobrecarga sensorial, te subiste a boletos de canje y luces parpadeantes y Pepsi y pepperoni como cualquier gran apostador ebrio que se tambalea por el Strip de Las Vegas en este momento, sin saber dónde dejó su cinturón.

Uno de los padres no anunciados y, al parecer, asediados de esta franja de la infancia estadounidense se llama Aaron Fechter. Escribí sobre él recientemente para Mecánica popular porque es algo así como un genio deformado, el Alexander Graham Bell del casino para niños. Dependiendo de la versión de los eventos en la que creas, Fechter probablemente fue la fuerza creativa detrás del clásico Whac-a-Mole juego de gabinete. Pero como esto no fue suficiente para una vida, también desarrolló la explosión de Rock-Afire , la banda animatrónica de la casa para aproximadamente 200 restaurantes Showbiz Pizza en la década de 1980. Fueron la pieza central, de hecho, de un viaje al mundo del espectáculo. Imagine tres etapas coordinadas de varios músicos de animales robot del tamaño de una persona tocando teclados y guitarras cada pocos minutos. Fue, literalmente, la experiencia masiva más extraña que los niños podrían tener en muchos pueblos pequeños que salpican Estados Unidos.



Pero mi tiempo con Fechter también fue un recordatorio del Catch-22 que enfrenta cualquier artista: George Lucas, Stan Lee, diablos, Harper Lee, que engendra una base de fans rabiosa, sin importar cuán pequeña sea. Que hacer que la gente reaccione apasionadamente es perder el control. Hay una razón por la que los médicos solían considerar la nostalgia como un enfermedad mental debilitante .



Seguro de que la banda podría conseguir acuerdos de cine y televisión más allá de la sala de juegos, Fechter se negó a ceder los derechos de los personajes después de que la cadena de pizzerías en quiebra se fusionara con Chuck E. Cheese. Esa fama nunca floreció, y hoy en día la existencia continua del grupo se divide en gran medida entre la curiosidad irónica y los buenos recuerdos de los fanáticos que envejecen. Cada pocos meses, uno de esos niños que crecieron pasando los sábados en la sala de exhibición Showbiz Pizza hace la peregrinación al almacén de ingeniería creativa de Fechter en Orlando, Florida, y Fechter les da un recorrido a través de lo que queda del negocio donde permanece como único empleado. La pieza central es un concierto completo de Rock-afire. Los programas siempre se han programado con una computadora de escritorio Apple II, como la que muestra líneas de codificación verde lima en la estación de control de Fechter. Actualizar el software sería demasiado caro, al menos siempre que una computadora nueva cueste 50 dólares en eBay. Tiene pilas de copias de seguridad, archivadores rebosantes de disquetes del color y la dimensión de una gorra de graduación.

temporada 6 semana 9 estrella de batalla secreta

Yo mismo escribí este programa. Es una de las canciones más nuevas, me dice en mi visita a su sede. Casi todas las voces son interpretadas por Fechter. Se trata de cómo me siento a medida que envejezco y de cómo se siente el Rock-afire.



Después de un gorjeo, una introducción de tono menor, Beach Bear comienza a canturrear:

Ahhhh, ¿qué me está pasando? ¿Qué le está pasando a mi cuerpo? El tiempo, ella se está escapando ...

Para comprender el atractivo que tiene el Rock-afire para algunos fanáticos, hable con David Ferguson. En los años 80, en el apogeo de la banda, Ferguson parecía casi cualquier niño en la sala de juegos, excepto por la grabadora. Dos veces por semana le pedía a su familia que lo dejara en el Indianapolis Showbiz, pero de esta manera los días que estaba atrapado en su habitación podía tener un poco de Rock-afire con él. Era uno de esos ladrillos grises de plástico de 12 pulgadas de Radio Shack, y mantuvo su mano en el asa en la primera fila, grabando sus bootlegs en un casete de carrete a carrete.



No era que sus padres usaran el lugar como una forma de guardería, o que quisieran tiempo para ellos mismos. Ferguson suplicó que se fuera. Su padre era ingeniero electrónico y, con un poco de orientación, comenzó a construir su propia versión de la banda en el garaje.

Los rostros de la multitud eran casi tan buenos como los del escenario.

Todos parecían asombrados. Con total asombro, dice el ahora contratista de defensa de 37 años. Quería ser parte de hacer algo que hiciera que la gente se viera así. Quería inspirar esa alegría.

Entonces, un día, la banda desapareció.

Supone que la mayoría de los niños se olvidaron de ellos. No es de extrañar. Sus amigos siempre pensaron que era un poco raro con su fandom.

eberron: surgiendo del último artífice de guerra

Cuando llegó a la universidad, Ferguson hizo algunas búsquedas en línea por capricho. Como tantas otras personas en los albores de Internet que buscaban cosas que pensaban que eran especialmente especiales para ellos, resultó que no estaba solo. En 2001 pudo comprar sus primeras piezas auténticas de Rock-afire en eBay, algunos gorilas Fatz Geronimo incompletos fueron subastados por el propio Fechter.

Fechter en casa con el Rock-afirePeter Rugg

Combina la experiencia Rock-afire de la infancia de Chris Thrash con la de Ferguson y surge un patrón. Ahora, un DJ en una pista de patinaje sobre ruedas en Alabama, Thrash le decía a la gente que cuando su madre trabajaba los fines de semana lo dejaba en Showbiz con un puñado de monedas de veinticinco centavos. Cuando se acababa, él se sentaba en el comedor a ver un programa tras otro, y cuando ella regresaba le pedía que esperara uno o dos más. (Thrash no respondió a múltiples solicitudes de entrevistas. Sin embargo, su historia se ha detallado en un breve documental sobre el Rock-afire lanzado a una audiencia modesta en 2008, sin obtener ni una sola reseña incluida en Tomates podridos ).

Cuando los dos se encontraron en línea, Thrash ya había comprado un set directamente de Fechter, y Ferguson estaba enviando un programa de software contemporáneo para espectáculos a los acólitos de Rock-afire. Pero hasta que llegó Thrash, todos lo usaban para recrear los programas que recordaban de la infancia. Thrash fue la primera persona en decidir que Rock-afire necesitaba una lista de canciones contemporánea.

El primer video de Thrash subido a You Tube fue ambientado en Miss New Booty de Bubba Sparxxx. Todos los elementos estaban ahí para un éxito en Internet. Para los niños que nunca habían oído hablar del mundo del espectáculo, todo esto tenía una extraña rareza en el valle, por una nostalgia irónica de los treinta y tantos. Obtuvo 80.000 visitas. Un segundo clip ambientado en Usher's Love in This Club recaudó más de un millón. Animado por la reacción, Thrash abrió su propio restaurante, Showbiz Pizza Zone, en 2008 en Phoenix City, Alabama.

Cuando Fechter vio lo que se estaba haciendo con sus creaciones, lo odió, acusando a los fanáticos de empañar personajes inocentes con contenido clasificado R.

Hay una validación única en saber que no solo has construido algo que la gente recuerda años después de que desapareció, sino que su amor sigue siendo tan fuerte que gastarían miles de dólares solo para recrear la experiencia. La ironía fue que los fanáticos que salvaron al Rock-afire de la oscuridad pudieron lograr lo único que ninguna cadena de restaurantes corporativos pudo lograr. Habían tomado el control de los personajes de las manos de Fechter.

Fechter dice que el software creado por Ferguson infringe sus derechos sobre los personajes. Ferguson argumenta que el software mantiene vivo el programa al permitir que los fanáticos jueguen en la caja de arena. Se intercambiaron palabras (Ferguson admite que se llama a sí mismo el futuro del Rock-afire en una acalorada discusión) y se desafiaron los videos virales. La carga actual del video de Usher comienza con un descargo de responsabilidad de que el canal de YouTube está bajo ataque.

habrá una extracción 2

Fechter se ha suavizado un poco, aunque no en lo que respecta a Ferguson (a quien jura aplastar como otro topo que salga a la superficie si vuelve a mostrarse). Estaban apareciendo tantos giros de Rock-afire que apenas tendría tiempo para perseguirlos a todos. En 2014, Cinco noches en freddy's , un juego sobre estar atrapado en un complejo de entretenimiento para niños con robots animatrónicos, se convirtió en una sorpresa indie de terror y supervivencia debido a una gran deuda con los conceptos de Fechter si no usa los nombres reales del personaje.

Aprendí la definición de espeluznante porque la gente me ha estado diciendo que es espeluznante desde los años 80, dice Fechter. Es tan realista, pero no está vivo, que asustó a algunos niños. Les convenció de que había algo más que caucho.

Mientras tanto, Fechter comenzó a recibir solicitudes de gira de los fanáticos que descubrieron al hombre detrás de sus obsesiones de la infancia y vendieron los Rock-afire restantes que habían estado esperando en sus contenedores de envío. (Hoy conserva una última banda completa de Rock-afire en su envoltorio original como algo así como un nido de huevos. Dice que este conjunto le costará al comprador correcto más de $ 150,000, o se quedará con él).

Y Fechter ha aprendido a aprovechar las posibilidades de que tiene más de una audiencia.

¿Conoces a Ron Jeremy, el tipo de películas para adultos? ¡Está en todo ahora! Está en todas estas películas y en reality shows, dice Fechter. El Rock-afire debería tener exactamente la misma versatilidad. Pero será aún más fácil para nosotros porque no empezamos siendo adultos.

fecha de lanzamiento de final fantasy 7

Por ahora, Fechter ha comenzado a desarrollar su propio material para llevar Rock-afire al siguiente nivel, incluida esta canción sobre las costumbres sexuales modernas:

Quizás Fechter encajaba perfectamente en la América de Reagan, con la explosión de salas de juegos en todos los centros comerciales y pueblos pequeños y la consiguiente demanda de nuevos juegos para que los clientes siguieran llegando. Fechter, como todos en el negocio, sabe que en todos los casos, excepto en los casos más raros, los juegos tienen una pequeña ventana para demostrar su valía, e incluso los mejores pierden su novedad rápidamente. ¿Cuántas veces siente el mayor fanático de los juegos electrónicos la necesidad de jugar incluso a sus favoritos? Los juegos más importantes, tu Luchador callejero ii sy tu Pac-Man s, pueden mover cientos de miles de unidades, pero por cada una de ellas hay una docena Hora de la hamburguesa s acumulando polvo en algún cuarto trasero.

El tiempo importa mucho, dice la ex empleada (y brevemente novia) Kat Quast. La gente de Creative Engineering usaba el correo electrónico con regularidad antes de que nadie supiera de qué se trataba. Estaba trabajando en máquinas para revisar su correo electrónico en los años 80. Estaba en el camino correcto, en el momento equivocado. Si no hubiera perdido tanto de ese negocio, lo habría desarrollado más. Estaba un paso fuera de sincronía. La gente conoce a Bill Gates y Steve Jobs, pero no a Aaron Fechter. Y es una pena.

Hoy en día hay incluso menos lugares para vender un juego y menos casas para una banda de robots. En su mayor parte, los juegos ahora son una experiencia hogareña. Los paseos marítimos están cerrando, los centros comerciales están muriendo. Es difícil construir un negocio trimestre a trimestre. Y aunque las salas de juegos de nostalgia que ofrecen cerveza artesanal y Tetris ilimitado todavía atraen a los clientes, un nuevo juego, por definición, carecerá de ese brillo sentimental. Aún así, Fechter espera que su próximo juego, Bugy Bash, encuentre un hogar. En su nueva creación, intentas aplastar una cucaracha monstruosa con un zapato .

No necesito que sea tan grande, dice Fechter. El mercado ha cambiado, pero solo necesito algunos de estos al mes. Tengo que creer que hay gente que todavía quiere esto. Si el juego es lo suficientemente bueno, vendrán. Yo creo eso.

En cuanto a Thrash, solo podemos adivinar cómo se siente sobre el futuro de su obsesión infantil. El rostro del segundo acto de Rock-afire no respondió a las solicitudes de entrevistas, y los jugadores citados en esta historia no han hablado con él en años. Los datos disponibles son desalentadores (Showbiz Pizza Zone cerró en 2010), los rumores son peores.

Se aleja de la gente, dice Ferguson. Creo que ha pasado por momentos difíciles. Después de que el restaurante cerró, escuché que perdió su casa. No sé que los niños de hoy quisieran pasar el rato y ver esos programas como lo hicimos nosotros. Y ahora todos estamos envejeciendo.